¿Por qué Chrono24? Iniciar sesión

¡El Rolex Datejust 36 merece más atención – aquí le explicamos la razón!

Pascal Gehrlein
09.07.2019
¡El Rolex Datejust 36 merece más atención - aquí le explicamos la razón!
¡El Rolex Datejust 36 merece más atención - aquí le explicamos la razón!

 

El Rolex Datejust fue el primer Rolex que decidí adquirir. Se trataba, concretamente, de un Rolex Datejust 16013 de 1983, ¡aquel que incluía una esfera engastada de diamantes! Yo pensé que viniendo de esta marca seguro que estaría bien. El siguiente Rolex que adquirí fue un Datejust Referencia 1603 de 1977 con una esfera plateada. Creo que especialmente este reloj combina de manera impecable la posibilidad de un uso cotidiano con un estilo muy chic. Los nuevos modelos del Datejust presentados el año pasado no me convencieron personalmente, especialmente el Datejust II de 41 mm o las variantes bicolores de 36 mm del Rolex de oro Everose con brazalete Oyster. En cambio, el lanzamiento que más me ha entusiasmado este año ha sido la versión tradicional de 36 mm con esfera negra y brazalete Jubilé.

 

 

Baselworld 2019

Al igual que el año anterior, en Baselworld 2019 el GMT-Master II copó todas las miradas en muchos medios de comunicación y en las redes sociales y por tanto eclipsó la introducción de otros modelos Rolex (y de otras marcas). Así pues, las polémicas discusiones sobre el cambio del brazalete Oyster a uno Jubilé y las expectativas creadas en general en torno a los modelos deportivos Rolex dejan poco espacio para otros relojes. Todo esto es en parte comprensible, ya que el carácter tan insólito de este modelo está vinculado en gran medida a la estrategia comercial desarrollada por Rolex. El nuevo Rolex Datejust Referencia 126234 (es decir, el sucesor del 16234) puede parecer a primera vista menos atractivo, pero para no disponer de un apodo, ¡es todo un ejemplar con «estilazo»! Es «simplemente» un reloj de pulsera elegante y atemporal: un negocio asegurado.

 

Rolex Datejust: ¿El reloj de pulsera más completo?

No es ningún secreto que el Datejust es el modelo de Rolex que mejor representa a la firma. Es cautivador, robusto y aporta una cierta autoridad. Esto se debe a las muchas innovaciones que Rolex por primera vez realizó en el Datejust y a su vez introdujo en el mercado, innovaciones que ningún otro reloj de pulsera había ofrecido antes. Así por ejemplo, algunas de las más importantes efectuadas por primera vez en 1945 fueron: primero el indicador de fecha y, más tarde, el cambio rápido de la fecha. Fue precisamente la referencia 4467 la que pasó a la historia como el primer reloj con una ventana para indicar la fecha. Además, a medianoche, el reloj ajustaba automáticamente la fecha al día siguiente. Sin embargo, no fue hasta 1954 que se pudo ver la fecha a través de la lente Cyclops. Este modelo, que en aquel entonces todavía no presentaba el nombre de Datejust en la esfera, reunió en un reloj todos los hitos conseguidos hasta el momento por la marca ginebresa y celebraba así el 40º aniversario de la empresa. Entre ellos, la caja Oyster resistente al agua, el movimiento Perpetual con mecanismo automático patentado y una precisión certificada mediante cronómetro. Aquellos que compraron un Datejust en aquel tiempo recibieron un reloj de pulsera que parecía ser capaz de todo: indicador de fecha, resistencia al agua, un tamaño de 36 mm y la posibilidad de elegir entre una caja de acero inoxidable con bisel de oro blanco o de oro amarillo.

Como es típico de esta casa, Rolex ha cambiado poco a lo largo de los años el diseño básico del reloj haciendo realidad su concepto de marca «evolución en lugar de revolución». Así pues, en los años siguientes, Rolex renovó solamente los movimientos automáticos e introdujo el cristal de zafiro a principios de la década de 1970. Además, en 1977 suministró a los propietarios del Datejust el mecanismo «Quickset», lo que implicó que ya no fuera necesario ajustar la fecha girándola. Mejoras graduales y prácticas es el concepto desarrollado por Rolex. Asimismo, el Datejust ofrece la más amplia variedad de elementos de la colección Rolex gracias a los diferentes materiales, colores de esferas e índices con números romanos o arábigos que incluyen.

 

 

Los actuales modelos Datejust

En 2009, apareció la variante Rolex Datejust II de 41 mm. Esta fue la primera vez que Rolex se atrevió a desviarse del tamaño de 36 mm. A pesar de que muchos suelen argumentar que la versión más grande del Datejust estaría más acorde con los tiempos actuales y que, además, el proceso de actualización del tamaño se ha prolongado suficiente tiempo, en mi opinión, el Datejust perdió parte de su elegancia y esas impecables proporciones que presentaba.

Asimismo, es una muy buena noticia que Rolex haya revisado en 2018 el Oyster Perpetual Datejust 36 y lo haya equipado con el nuevo calibre 3235. Este año ha sido el turno del Datejust 36 con bisel de acero inoxidable y Rolesor (el oro blanco especial de Rolex) con esfera negra. Me gustó especialmente esta versión porque, en comparación con los otros modelos, al menos en mi entorno, se ven pocos ejemplares Datejust con dichas esferas negras. Además, esta versión es mucho más adecuada para el uso diario y más asequible que la variante en oro Everose y acero introducida en 2018. Con este modelo, Rolex vuelve a sus orígenes: una caja unisex de 36 mm, robusto y elegante a partes iguales. En comparación con los modelos más nuevos de dos tonos, en parte más inusuales, como los deportivos Sea-Dweller o Yachtmaster, el Datejust es más modesto y atemporal, y ciertamente no pasará de moda en el futuro. Este reloj es el mejor ejemplo de lo que muchos seguidores esperan y del por qué muchas otras personas también acabarán seducidas: ¡evolución constante, pequeñas optimizaciones y ajustes de detalles en lugar de renovación completa!

 

 

Tanto la caja, que incluye una resistencia al agua de 100 metros de profundidad, como la esfera negra con efecto rayos de sol están protegidas por un cristal de zafiro. En el interior de este reloj, al igual que en todos los nuevos modelos Datejust, late el nuevo calibre de fabricación propia 3235. El movimiento automático posee una duración de hasta 70 horas de reserva de marcha y es, por supuesto, un «cronómetro superlativo» con una precisión de -2/+2 segundos al día. Asimismo, en mi opinión, la guinda del pastel en cada Datejust es el brazalete Jubilé. Los tres eslabones interiores están pulidos, mientras que los eslabones exteriores están satinados y, por lo tanto, presentan una menor susceptibilidad a los arañazos. Su distinguido aspecto y el valor de reconocimiento del reloj se mantienen intactos, pero al mismo tiempo lo han sabido adaptar al estado actual de la técnica. La extensión Easylink permite que el brazalete se extienda o se apriete hasta 5 mm sin quitar el brazalete ni ajustar los eslabones. Cualquiera que posea un modelo vintage notará la diferencia entre el presente y el pasado. Los modelos vintage, siempre según mi parecer, son un poco más fáciles de llevar, y seguramente presentan un menor valor que el nuevo brazalete, que dispone de una apariencia más maciza. Los nuevos brazaletes, por tanto, son más robustos (pero muy elásticos) y muy prácticos.

 

Resumen

Decepción sería una conclusión demasiado apresurada, pero como seguidor de los modelos vintage Datejust, tales como la referencia 1601 (también con esfera negra) o la 1603, reloj perfecto para el día a día, ninguno de los modelos Datejust de los últimos años me han llegado a seducir como para desear comprarlos. En mi opinión eran demasiado macizos, demasiado extrovertidos y creo que se alejaban del estilo original. No obstante, con la referencia 126234 creo que esto ha cambiado totalmente gracias a la magnífica combinación de diseño original y tecnología moderna que este último ejemplar presenta.

 

Seguir leyendo

Rolex: una marca de superlativos

Daytona, Explorer, GMT, Datejust: Chrono24 habla de los relojes de Rolex

Chrono24 Talks – Nuestros compañeros de Nueva York


Pascal Gehrlein
De Pascal Gehrlein
09.07.2019
Ver todos los artículos

Otros artículos destacados