05/30/2022
 7 minutos

Girard-Perregaux Laureato: ¿la alternativa perfecta al Nautilus y al Royal Oak?

De Sebastian Swart
Girard-Perregaux-Laureato-Magazin-2-1

Todo el mundo lo sabe: el Audemars Piguet Royal Oak y el Patek Philippe Nautilus son las estrellas invictas en el ring de los relojes deportivos de lujo de acero inoxidable. En particular, el Royal Oak referencia 15500ST.OO.1220ST.01 y el Nautilus 5711/1A-010 se consideran iconos de la historia de la relojería. Los relojes, diseñados con el llamativo aspecto de ojo de buey al estilo de los años 70, fueron creados por el diseñador estrella Gérald Genta, cuyo nombre resuena en la escena relojera. Casi todo aficionado a la relojería que se precie y que disponga de la cantidad adecuada de dinero aspira a tener al menos uno de estos dos denominados griales de los relojes, que ya no están disponibles en los concesionarios.  

El cese de la producción del Nautilus 5711/1A-010 llegó a provocar una verdadera histeria en el mercado. Algunas personas hubieran vendido todas sus posesiones para ceñir este reloj a su muñeca. Pero hay algunas alternativas estupendas a los golpes de genio de Genta que tienen una historia muy similar y que tampoco se quedan atrás técnicamente. ¿Qué tal un Girard-Perregaux Laureato, por ejemplo? Este es precisamente el reloj que hemos puesto a prueba para usted.   

La historia de la marca de relojes Girard-Perregaux  

La marca Girard-Perregaux fue fundada en 1854. En ese año, el joven relojero Constant Othenin-Girard se casó en Ginebra con la hermana del fabricante de cronómetros Henri Perregaux, Marie: así nació Girard-Perregaux. Entre 1860 y 1880, la manufactura ya había ganado toda una serie de premios en concursos de cronómetros. Por sus refinados cronómetros con movimiento de tres puentes y tourbillon, posteriormente recibió diversos galardones en la Exposición Universal de París. 

La historia que acompaña a esta marca, sin embargo, es mucho más antigua y comienza hace más de 230 años, en 1791, cuando el ingenioso relojero Jean-François Bautte comenzó a producir cajas de música y relojes-joya en una amplia variedad de formas y colores para la alta sociedad. En 1906, Girard-Perregaux adquirió la manufactura de Jean-François Bautte, continuó su arte y produjo relojes de alta calidad según los deseos de los clientes. 

Entre los hitos más recientes de Girard-Perregaux se encuentran el calibre Gyromatic, presentado en 1957, que fue el primer calibre mecánico de alta frecuencia a mediados de la década de 1960; y en 1970 llegaría el primer reloj de cuarzo producido industrialmente en Suiza. Después de especializarse exclusivamente en relojes de cuarzo durante más de 20 años, la dirección de la empresa volvió a sus raíces a finales de los años 80 y comenzó a producir de nuevo relojes mecánicos de lujo. 

En la actualidad, Girard-Perregaux pertenece al grupo suizo de relojería de lujo Sowind Group. La sede de la empresa se encuentra en las montañas del Jura, al oeste de Suiza, en La Chaux-de-Fonds. Emplea a unas 280 personas y su director general es Patrick Pruniaux, que anteriormente ocupó cargos directivos en TAG Heuer y ahora dirije también Ulysse Nardin. 

Girard-Perregaux se dio a conocer por sus calibres de alto rendimiento.

Girard-Perregaux: marca y modelos  

En comparación directa con competidores como Patek Philippe y Audemars Piguet, los precios de venta al público de los relojes Girard-Perregaux parecen francamente bajos. No es de extrañar, ya que los precios de AP y Patek han alcanzado alturas que desde hace tiempo ya no se pueden justificar racionalmente. Sin embargo, los relojes de Girard-Perregaux pueden competir fácilmente en igualdad de condiciones con los eternos líderes. 

Como es habitual en una verdadera manufactura, todos los componentes esenciales de un reloj Girard-Perregaux son diseñados, desarrollados y fabricados por los relojeros y artesanos que allí trabajan. Desde el concepto inicial, pasando por la producción, a veces compleja, de las piezas individuales más pequeñas, hasta la inspección final, todo está en manos del fabricante. Un relojero es responsable de la producción de cada reloj. 

La colección actual incluye las series Cat’s Eye, Vintage 1945, 1966, Bridges y, probablemente, el reloj más famoso de Girard-Perregaux: el Laureato, al que nos gustaría echar un vistazo más de cerca. 

Laureato: el Flieger de Girard-Perregaux 

Al igual que el Nautilus de Patek Philippe y el Royal Oak de Audemars Piguet, el diseño del Laureato también es hijo de los años 70. Mientras que el diseñador estrella Gérald Genta es responsable del diseño de los Patek y AP, el Laureato fue diseñado por el arquitecto italiano Adolfo Natalini. El primer Laureato apareció en 1975, exactamente entre el Royal Oak (1972) y el Nautilus (1976). Probablemente, las características de diseño más llamativas de los tres relojes son los brazaletes de acero integrados y los biseles octogonales.  

El primer Laureato, en consonancia con el zeitgeist de los años 70, era un reloj de cuarzo; Girard-Perregaux no introdujo variantes automáticas hasta 1995. En 2017, toda la colección fue revisada y ampliada para incluir una gama completa de modelos diferentes. Veamos con más detalle la referencia 81010-11-431-11A. 

The Girard-Perregaux Laureato ref. 81010-11-431-11A – a great alternative
El Girard-Perregaux Laureato ref. 81010-11-431-11A: la alternativa

Girard-Perregaux Laureato contra Audemars Piguet Royal Oak

El Girard-Perregaux Laureato referencia 81010-11-431-11A tiene un impresionante diámetro de 42 mm, pero solo mide 11 mm de altura. Al igual que el Audemars Piguet Royal Oak ref. 15500ST.OO.1220ST.0, que es 1 mm más pequeño y tiene 10.4 mm de altura, el Laureato tiene un bisel octogonal. Sin embargo, éste es más curvo y afiligranado que el bisel angular del Royal Oak. La estructura de la esfera también se basa en la del Royal Oak, pero no es idéntica. La esfera del Laureato tiene una decoración denominada Clous de Paris con finas estructuras piramidales, mientras que la del Royal Oak tiene un patrón de «Petite-Tapisserie» con una superficie que recuerda a las planchas de gofres. Ambas esferas están dotadas de índices de bastón que brillan en la oscuridad. 

El Audemars Piguet Royal Oak siempre ha estado equipado con un brazalete de cinco filas. Girard-Perregaux, por su parte, apuesta por una elegante correa de tres filas, similar a la utilizada por Patek Philippe para el Nautilus. Hay una diferencia considerable en la resistencia al agua: el Royal Oak sólo alcanza los 50 m (5 bar), mientras que el Laureato, mucho más barato, con su resistencia al agua de 100 m (10 bar), es incluso apto para nadar. Así que aquí, un punto claro para el Laureato. 

¿Qué se esconde en el interior de estos dos relojes? En el interior del Laureato late el calibre automático de fabricación propia GP01800-0008, compuesto por 191 piezas. El movimiento lleva 28 rubíes. La balanza Glucydur oscila a 28 800 vibraciones por hora (A/h). Otros detalles técnicos son un muelle real Nivarox y una autonomía de 54 horas. 

El calibre 4302MT de la manufactura del Royal Oak oscila a la misma velocidad, pero es más complejo con sus 257 piezas individuales. AP utiliza 32 rubíes para los cojinetes del movimiento. Una característica especial es el rotor de cuerda esqueletizado, que está hecho de oro de 22 quilates. Una característica nueva es el puente de balance transversal, que lleva un balance de muelle libre. En cuanto a la reserva de marcha, el Royal Oak va por delante, ya que esta es de 70 horas. Así, el 4302MT supera al calibre Laureato en varias disciplinas. 

Popular y codiciado: el Audemars Piguet Royal Oak ref. 15500ST.OO.1220ST.01

The Girard-Perregaux Laureato contra Patek Philippe Nautilus 

¿Cómo se compara el Laureato con el Nautilus 5711/1A-010 de Patek Philippe? En primer lugar, a primera vista se puede ver que el Laureato, presentado en 1975, se inspira en el Royal Oak, creado en 1972. Dado que el Nautilus no se presentó hasta 1976, no se podría hablar de una influencia de su diseño en el Laureato. Sin embargo, los tres relojes tienen casi los mismos seguidores. 

El Patek Philippe Nautilus es un reloj deportivo, pero en comparación directa con el Laureato, es claramente más elegante. Esto es particularmente evidente en el bisel de filigrana, cuya forma octogonal solo puede adivinarse. Además, con un diámetro de 40 mm, el Nautilus es el más pequeño de los tres relojes mencionados aquí y 2 mm más pequeño que el Laureato. El diseño de la esfera, que tiene un relieve horizontal, es completamente diferente. La forma de la caja en sí no es ni redonda ni cuadrada; la caja, en la llamada construcción monocasco, tiene curvaturas en los lados izquierdo y derecho que algunos llaman «orejas». Al igual que el Laureato, el brazalete de acero inoxidable integrado del Nautilus tiene tres filas y eslabones centrales pulidos. En cualquier caso, el diseño general del Nautilus es claramente diferente al del Laureato y el Royal Oak. Por supuesto, esto no es un signo de calidad, sino una mera cuestión de gusto. 

El Patek Philippe Nautilus integra el calibre de manufactura 324 S C. Con una altura de solo 3.3 mm, es especialmente plano, lo que hace posible la baja altura total del reloj, de solo 8.3 mm. Al igual que los otros dos calibres, el volante oscila a 28 800 vibraciones. Consta de 213 piezas individuales, está dotado de 29 joyas y ofrece una reserva de marcha de unas manejables 45 horas. Desde un punto de vista puramente técnico, el calibre está más en el centro de los tres candidatos. No obstante, el Nautilus es resistente al agua hasta 120 m (12 bar). 

Imposante et chère : la Patek Philippe Nautilus réf. 5711/1A-010
Potente y caro: el Patek Philippe Nautilus ref. 5711/1A-010

¿Puede el Girard-Perregaux con el Royal Oak y el Nautilus?

La mejor respuesta a esta pregunta un tanto provocadora es el precio, y en mi opinión es: sí. Puede que el Girard-Perregaux Laureato no sea el primer reloj con el popular diseño de los relojes deportivos de los años 70, como el Royal Oak, pero es el segundo, antes que el Nautilus. Para los amantes del diseño del Royal Oak, el Laureato es probablemente la alternativa de mayor calidad y técnicamente más atractiva del mercado. El movimiento no puede estar a la altura del que ofrece el Royal Oak, pero sigue siendo una obra maestra de precisión de la más alta calidad. 

Comparemos los precios: En Chrono24, puede comprar un Laureato nuevo por unos 20 000 €. Para un Royal Oak, actualmente está buscando alrededor de 105 000 €. Mientras que el precio de lista del Laureato es de 13 400 €, AP pide 24 300 € por su Royal Oak. Dada la sofisticación técnica y el factor de culto del Royal Oak, la diferencia de precio con el Laureato sigue siendo justificable. Si tenemos en cuenta los precios de venta al público, las cosas se van de las manos. 

Como es sabido, el caso del Patek Philippe Nautilus 5711/1A-010 resulta aún más extremo: se negocia por más de 185 000 €. El precio de venta al público era una fracción de eso, algo menos de 30 000 €. Por un Nautilus, que es técnicamente inferior en esta comparación, puede comprar por tanto nueve Laureatos. Sin embargo, lo que no puede comprar con el Laureato son las miradas de envidia de sus socios y amigos. Si estas valen alrededor de 80 000 € en el caso del Royal Oak y más de 160 000 € para el Nautilus es algo que tiene que decidir usted mismo. 


Sobre el autor

Sebastian Swart

He utilizado Chrono24 durante años para comprar y vender relojes, así como para informarme sobre ellos. Los relojes me han fascinado desde que tengo memoria. Ya de …

Ir al autor

Últimos artículos

CAM-1147-Speedmaster-Alternativen-2-1
07/26/2022
Modelos
 6 minutos

5 alternativas al Omega Speedmaster

De Thomas Hendricks
Watches-that-Fly-Under-the-Radar-Magazin-2-1
07/22/2022
Modelos
 6 minutos

El top 3 de relojes que pasan desapercibidos

De Jorg Weppelink

Destacados

Patek-Philippe-Nautilus-2-1
Audemars Piguet
 7 minutos

5 relojes en los que invertir en 2022

De Jorg Weppelink
5-Rolex-Invest-2-1
Rolex
 6 minutos

Las 5 mejores inversiones potenciales de Rolex en 2022

De Jorg Weppelink
ETA-Republish-Magazin-2-1
Relojes y técnica
 7 minutos

Movimientos ETA: ¿tecnología precisa y fiable o producción en masa sin personalidad?

De Robert-Jan Broer
Patek-Philippe-Nautilus-2-1
Audemars Piguet
 7 minutos

5 relojes en los que invertir en 2022

De Jorg Weppelink