08/06/2021
 5 minutos

Tres relojes de valor estable por debajo de los 5000 euros: ¿Teníamos razón?

De Donato Emilio Andrioli
Watches steady value 2-1jpg

Tres relojes de valor estable por menos de 5000 €: ¿Teníamos razón?

¿Qué hace que un reloj mantenga o incluso aumente su valor? ¿En qué reloj, aparte de RolexPatek Philippe o Audemars Piguet, merece la pena invertir? ¿Mantienen todos los relojes su precio? El año pasado respondimos a estas preguntas en el artículo «Tres relojes de menos de 5000 euros, que no son Rolex, y que poseen también un valor estable». Hoy analizamos el rendimiento económico de estos tres relojes un año después. ¿Quiénes son los ganadores? ¿Quiénes son los perdedores? ¿Pudieron estos tres relojes mantener su valor o incluso aumentarlo? Aquí llega el ajuste de cuentas. 

Omega Speedmaster: Hacia la Luna 

El Omega Speedmaster es el claro ganador de los relojes que le presentamos el año pasado en nuestro artículo. Ya el año pasado, los rumores sobre la descatalogación de la referencia 311.30.42.30.01.005 con cristal de hesalita y la .006 con cristal de zafiro y fondo de cristal de zafiro eran cada vez más persistentes. Y, efectivamente, así fue: a principios de este año, Omega presentó la nueva versión del Speedmaster Professional con un nuevo brazalete de acero, un nuevo movimiento con certificación Metas y otros refinamientos y mejoras. Con la última tecnología, Omega ha situado el reloj en un segmento de precio más elevado que su predecesor. Esto es extremadamente beneficioso para el Moonwatch, del que hablamos en el artículo del año pasado, ya que lo convierte no solo en un modelo con un precio extremadamente estable, sino que le permite ofrecer, incluso, potencial de revalorización. 

Mientras que el año pasado el Moonwatch se podía encontrar nuevo y sin usar por menos de 5000 euros, ahora, un año después, eso ya no es posible. Los relojes usados también han aumentado su valor en varios cientos de euros en comparación con el año pasado. Por un lado, esto es consecuencia de la descatalogación de la referencia: cuando una referencia se sale del catálogo, resulta a menudo más deseable y aumenta su valor. Además, el fabricante añade un aumento de precio a la nueva referencia, lo que también incrementa automáticamente el precio de la predecesora. En el caso del nuevo Speedmaster, incluso se da el caso de que algunas decisiones de diseño no fueron bien recibidas por todos los coleccionistas y amantes de los relojes. El brazalete y el cierre, por ejemplo, no son del gusto de todos, a pesar de las notables mejoras. También ha disminuido la cantidad de elementos acompañantes entregados, puesto que ni el gran estuche «de astronauta» ni otros elementos extra, como las dos correas Omega Nato de alta calidad se encuentran en la nueva caja. El precio también es mucho más elevado que el de su predecesor. Esto hace que algunos coleccionistas de relojes duden y quizá prefieran comprar la referencia antigua, sobre todo porque la caja y la esfera solo han cambiado marginalmente. El Omega Speedmaster es el claro ganador de los tres relojes presentados y es el que más se ha revalorizado este año. 

Desde que se dejó de fabricar esta referencia, el Moonwatch se ha revalorizado cada vez más
Desde que se dejó de fabricar esta referencia, el Moonwatch se ha revalorizado cada vez más

Omega Seamaster 300 M: Estable sin cambios 

Tampoco se ha dejado de fabricar ni se ha lanzado un nuevo modelo. Por ello, el Seamaster 300M de Omega no ha cambiado tanto de valor como el Speedmaster Professional. Teniendo esto en cuenta, ¿el reloj se ha vuelto menos estable en su precio? ¿Es una mala inversión como reloj? No, en absoluto. En nuestra Watch Collection puede ver cómo el Seamaster 300M ha seguido evolucionando positivamente este año. A principios de 2021, sobremanera, aumentó su valor y ahora se ha posicionado ligeramente por encima del precio de 2020. 

¿A qué se debe esta evolución positiva? En nuestro anterior artículo hablamos del motivo y, un año después, eso no ha cambiado. Mientras que el Submariner sigue teniendo un diseño más bien sobrio y sin apenas cambios, por lo que alcanza precios de mercado cada vez más elevados e inalcanzables, especialmente para muchos principiantes, Omega sigue ofreciendo una alternativa independiente con el Seamaster 300M. Este reloj convence con su gran y moderno diseño, es técnicamente incluso mejor en algunos aspectos y sigue estando disponible por menos de 5000 euros. Esto hace que el Seamaster 300M sea también un gran reloj de buceo para 2021. Los principiantes que no estén dispuestos a gastar más de 10 000 euros en un Submariner, pero que quieran un reloj de buceo de alta calidad de una marca conocida, así como los coleccionistas experimentados a los que simplemente les guste el diseño independiente del Seamaster 300M, pueden hacerse con él. Puede que algunos de ustedes ya tengan un Submariner y busquen este reloj como complemento o alternativa a la colección. El Omega Seamaster 300M sigue manteniendo su valor un año después y sigue siendo una gran alternativa al Submariner. 

Un año más tarde, el Omega Seamaster 300M sigue siendo naturalmente un gran reloj de precio estable.
Un año más tarde, el Omega Seamaster 300M sigue siendo naturalmente un gran reloj de precio estable.

Tudor Black Bay Fifty-Eight: el favorito del público pierde fuelle 

El Tudor Black Bay Fifty-Eight es uno de los favoritos del público. El Black Bay 58 es responsable de la mayor parte de este éxito, porque Tudor ha escuchado a los aficionados. El tamaño más pequeño de 39 mm y la altura mucho menor hacen que el reloj sea más agradable para muchos coleccionistas de relojes que el Black Bay estándar. Aunque también es muy popular, nunca ha alcanzado un estatus tan alto desde el punto de vista del coleccionista. El aspecto vintage y el diseño general hacen el resto, por lo que este reloj simplemente da en el clavo. Todo esto hace que el 58 sea un codiciado reloj de coleccionista. 

Pero en realidad, el Black Bay 58 es el único perdedor de los tres relojes que le presentamos el año pasado, puesto que ha perdido bastante valor en 2021. ¿Por qué? En el momento en que escribimos el anterior artículo, el Black Bay 58 tenía una única variante en el mercado. Poco después se presentó la variante azul. Esto causó un verdadero revuelo entre la comunidad de aficionados a los relojes, que estaba hambrienta de novedades por la pandemia. Desde entonces, la serie Black Bay 58 se ha ampliado generosamente. Mientras tanto, a las dos conocidas versiones de acero se han sumado una de oro, una de plata y una versión de bronce de reciente aparición. Este es un paso comprensible de Tudor, y a usted, como coleccionista, también le beneficia tener más opciones. Pero las otras variantes son más actuales y, por tanto, desplazan fácilmente al modelo original de los titulares. Sin embargo, la estabilidad del valor del Black Bay 58 original se resiente un poco. No obstante, este modelo sigue siendo un reloj que mantiene bien su valor, y, aunque su rendimiento ha sido un poco más débil este año, está lejos de no ser una buena inversión en relojes. De hecho, a largo plazo, creo que esta variante del 58 será la que mejor rendimiento tendrá. Es el modelo original, es más atemporal por el color y también es más versátil como reloj de vestir que otras versiones. El Black Bay 58 sigue siendo un reloj con un precio estable, a pesar del rendimiento mínimamente peor de este año, pero esto se debe principalmente a la expansión de la colección. 

La colección Black Bay 58 se ha ampliado este año con algunas variantes.
La colección Black Bay 58 se ha ampliado este año con algunas variantes.

Resumen 

El Speedmaster ha ganado mucho en valor porque la referencia que descatalogada. El Seamaster 300M se mantiene más o menos en la línea del año pasado y el Black Bay 58 se ha comportado un poco peor de lo esperado debido a las numerosas incorporaciones a la colección. No obstante, los tres relojes que le presentamos hace un año siguen siendo relojes con valores estables en 2021 y seguramente gozarán de una popularidad aún mayor en los próximos años.

Seguir leyendo

Frank Sinatra and Bulova: An Ongoing Courtship

La historia de mi Rolex: Artaud y su Rolex Datejust

La industria relojera y el COVID: una retrospectiva


Sobre el autor

Donato Emilio Andrioli

Cuando me compré un Tudor Black Bay 41, mi primer reloj mecánico, descubrí una nueva pasión. Sobre todo, me apasionan los relojes icónicos con una historia interesante.

Ir al autor

Últimos artículos

IWC-2-1
06/20/2024
Valor de los relojes
 5 minutos

¿Tienen los relojes de IWC un valor estable?

De Barbara Korp
2-1_4x
05/29/2024
Valor de los relojes
 5 minutos

¿Los relojes Cartier mantienen su valor?

De Aaron Voyles
Cartier-2-1
05/22/2024
Valor de los relojes
 4 minutos

¿Por qué son tan caros los relojes Cartier?

De Jorg Weppelink

Destacados